Series y películas de actualidad
donde las mujeres han tomado el control.

A veces parece que la vida esté hecha para los hombres, confeccionada a su perfecta medida y lista para que exploten sus posibilidades, llenas de rincones alentadores y sin duda mucho más prometedoras que las que una mujer pueda imaginar en sus mejores sueños. Quizá se deba simplemente a que ellos han sido históricamente los sastres y creadores de un mundo patriarcal, por y para ellos, de un universo de frac y corbata en el que el papel de la mujer se reducía a ser un complemento más, como un pañuelo de bolsillo o un reloj asomando discreto y recatado por debajo del puño de una camisa.

Sin embargo, muchas figuras femeninas a lo largo de los tiempos han luchado para desmantelar todo ese tinglado de mitificación masculina en todo lo transcendente, rechazando teorías rocambolescas sobre lo que un hombre puede hacer mejor que una mujer por estar basadas en una percepción impuesta y de ningún rigor.

Uno los vértices de ese poliedro es el cine; concretamente el cine de acción y todo lo que tenga que ver con salvar el mundo de una invasión alienígena, alejar a los brutales indios del pueblo o llevar a cabo una operación de alto secreto para el gobierno. Los protagonistas son hombres, blancos, acabados de entrar en la treintena, solteros y de buen ver. Poco a poco, se han ido admitiendo los personajes femeninos como algo más que una doncella en apuros a la que rescatar o la madre de tus hijos a la que quieres volver a ver. Hasta hace poco lo más lejos que una mujer había llegado era a conformarse con ser la espía de curvas de vértigo, astuta, escurridiza y con sospechosos cambios de bando que al final el protagonista, inmutable desde Robin Hood hasta James Bond, se acababa llevando al huerto. Hoy en día, por suerte para nosotras, parece que las faldas se empiezan a toman en serio: cada vez se ven más series y películas protagonizadas por mujeres con un rol protagonista.

Disney se apunta a la tendencia

Hasta la factoría Disney ha abandonado el complejo de Cenicienta poco a poco y ha ido introduciendo tramas en sus películas donde ni siquiera aparece un príncipe o su papel es completamente secundario. Mérida de Brave, Vaiana o Elsa de Frozen son algunos de esos personajes que, a su manera y con el inconfundible sello Disney, forman a futuras mujeres en materia de feminismo.

En HBO las mujeres heroínas también venden

En cuestión de series, las mujeres también han llegado para quedarse; por ejemplo, en El cuento de la criada, merecedor de numerosos galardones y fetiche de la crítica, Elisabeth Moss se ha revelado como ama y señora de la parrilla de HBO y de nuestras noches de entre semana. La serie está basada en una novela homónima de mitad de los ochenta; se trata de un relato distópico ambientado en Gilead, una sociedad totalitaria que se sitúa donde antes existían los Estados Unidos. Asolada por los desastres medioambientales y la caída en picado de la natalidad, Gilead está gobernada por una perverso fundamentalismo que trata a todas las mujeres como bienes de propiedad estatal. La protagonista, Defred, es una de las pocas mujeres fértiles que quedan y lucha para evitar convertirse en un componente de la casta de esclavas sexuales de las élites mientras busca desesperadamente a la hija que le arrebataron. Nuestra heroína trata de sobrevivir entre comandantes, sus crueles esposas, sus compañeras criadas y las mujeres que las controlan.

Godless, de Netflix: la ciudad sin sus dioses.

También en la industria cinematográfica del viejo oeste, fruto del caciquismo masculino de Hollywood por excelencia, los personajes femeninos se abren camino para algo más que curar heridas a los pistoleros de buen corazón que sufren en silencio. Netflix ha lanzado un diamante en bruto y la que hasta ahora ha sido una de sus apuestas más subversivas. Godless presenta una pequeña sociedad, el pueblo de La Belle, donde no queda ni rastro de los varones; mueren más de ochenta hombres en un accidente en una mina y las mujeres se quedan solas y ante el peligro, sin derechos de los que echar mano para defenderse ante los forasteros malintencionados.

Los personajes femeninos se cansan de estar supeditadas al control masculino y deciden tomar las riendas de su propia historia. También teñidas por los clichés del western, las mujeres de la aldea de La Belle deciden rebelarse contra las violaciones, la prostitución y los demás delitos crueles y vejaciones de hombres que salen impunes, sin ni siquiera recibir un cachete por la justicia. Netflix retrata con inteligencia los roles femeninos clásicos del western y los subvierte no como rebelión, sino como evolución natural ante la ausencia de los hombres.

Glow: Mujeres enfurecidas luchando a muerte ante las cámaras.

Otra de las superproducciones lideradas por mujeres que están dando un resultado espectacular sin precedentes es Glow, dominada enteramente por personajes femeninos que aportan matices inexplorados hasta el momento. Se trata de una serie enfocada en la industria del cine y de la televisión, ambientada en los años ochenta. Ruth, una actriz rechazada y desmotivada con su trabajo, recibe una propuesta para realizar, junto a un grupo de chicas, un programa femenino de lucha libre. Una de las muchas series que rompe con tradiciones milenarias del territorialismo masculino, con mucho que decir más allá de las pantallas.

Películas rodadas en Valencia

  • Mi panadería en Brooklyn (2016)

    Esta reciente película española protagonizada por Blanca Suárez y Aitor Luna estuvo principalmente rodada en las ciudades de Madrid y Nueva York. No obstante, varias escenas fueron grabadas en Valencia y en la película podemos ver tesoros valencianos como el famoso edificio de Correos, la Plaza del Ayuntamiento y la playa de la Malvarrosa. Cuenta la historia de dos primas inseparables desde niñas que, conducidas por su situación, se lanzan a preservar el legado familiar: una histórica panadería.

Las 10 peores películas de Navidad según Filmaffinity.

Vuelve la Navidad y, como todos los años, nuestras calles se visten e iluminan para la ocasión. También lo hacen nuestras televisiones, que le quitan el polvo a ese pack de cintas que llevan todo el año esperando a ocupar las tardes familiares de estas fiestas.

Si nos ponemos a recuperar títulos de películas sobre la Navidad, seguro que nos sale una lista interminable. Algunas las habremos visto ya multitud de veces y otras no las podemos ni aguantar. También pasa que ambos hechos se mezclen, y que nos encante pasar una fría tarde de sofá y calefacción con una película navideña que consideramos verdaderamente mala. No sabemos si será el caso de estas 10 películas, porque se trata de lo peor de lo peor, según el criterio general de los votantes de Filmaffinity.

Estas son las 10 peores películas de Navidad según Filmaffinity. Es decir, las que tienen una media más baja. Por orden de “mejor” a peor:

  1. Los 12 hombres del calendario (2009). Nota media: 2,7
    Llama la atención que una ganadora de premios Tony y Emmy como Kristin Chenoweth, a la que vimos aparecer en la serie Glee, esté dentro de esta lista. La película habla de la vida aparentemente perfecta de Baxter, una exitosa publicista de Nueva York traicionada por su jefa y novio. Tras este acontecimiento, decide aceptar una oferta de trabajo en Montana, pensando que allí los sentimientos serán más fáciles de controlar. ¿Qué nos apostamos a que no será así?
  2. Mighty Morphin Power Rangers: Alpha’s Magical Christmas (2009). Nota media: 2,7
    Power Rangers en estado puro. Una de la series infantiles técnicamente más pésimas y con un guion exageradamente repetitivo que, sin embargo, era increíblemente amada por los niños crecidos en los 90. Este especial de Navidad se centra en el asistente robótico con cara de platillo volante llamado Alpha 5 celebrando las fiestas en el instituto de Angle Grove celebran la Navidad.
  3. Santa Claus conquista a los marcianos (1964). Nota media: 2,6
    Años de guerra fría, carrera espacial e historias de extraterrestres. Una sinopsis hoy en día estrambótica. Tanto que dan ganas de verla. Los marcianos, hartos de que sus hijos se entretengan y obsesionen con los programas de tele terrícolas que ensalzan la figura de Santa Claus, deciden secuestrarlo (en vez de cortar esas emisiones).
  4. Niño rico 2 (1998). Nota media: 2,4
    Si Niño rico (1994) tiene un 3,4 de nota media, su secuela difícilmente iba a ir mucho mejor. La 2, sin Macaulay Culkin, trata de cómo el niño más rico del mundo ha arruinado la Navidad y el sentimiento de culpa le hace desear no haber nacido. Una máquina inventada por un profesor convierte en realidad ese deseo. Ahora, atrapado en un mundo paralelo, debe encontrar al profesor para que le devuelva a casa.
  5. Menudo Santa Claus (1996). Nota media: 2,4
    Hulk Hogan hace en esta película el papel de un tirano millonario que, tras recibir un fuerte golpe en la cabeza, sufre amnesia y cree que es Santa Claus. El título original dejaba claro que el “nuevo Santa” no iba a ser barrigudo: Santa with muscles.
  6. 12 catástrofes (2012). Nota media: 2,3
    Este telefilme sobre desastres iba sobre una estrella, pero parece que brilló bien poco. En la víspera de Navidad, una amenazadora estrella negra aparece en la Tierra y varias ciudades empiezan a ser devastadas por seísmos y otras catástrofes naturales. Bien podría haberse llamado 13 desastres, si incluimos a la película como tal.
  7. Solo en casa 4 (2002). Nota media: 2,2
    Otro telefime, intentando alargar al máximo los frutos de la famosísima saga que hizo famoso al antes mencionado Macaulay Culkin. Los resultados de la trilogía de Solo en casa había dejado claro que no se podía seguir estirando de ese hilo, así que la cuarta fue editada solo para televisión. El mismo tema de siempre, con el añadido de estar en una casa altamente tecnologizada y volver a unir a sus padres divorciados.

  8. Bratz Babyz: Save Christmas! (2008). Nota media: 2,1
    El título lo dice todo. Las muñecas Bratz tuvieron su película navideña, en la que, cómo no, salvaron la Navidad. Y, así, entramos en el top 3 de las peores películas de Navidad según Filmaffinity. La historia trata de la aventura de los bebés Bratz, cuyos padres han quedado atrapados en la nieve, que deciden ir al Polo Norte y ayudar al mismísimo Santa Claus a entregar los regalos. 
  9. Saving Christmas (2014). Nota media: 1,8
    Y, otra vez, lo de siempre: salvar la Navidad. Es decir, reiterar los valores que se supone que van ligados a estas fiestas y hacer hincapié en la importancia de la fe y la Biblia, salvaguardando la cristiandad de la Navidad. Sí, fue premiada. Con cuatro Premios Razzie: Peor película, Peor actor, Peor guion y Peor pareja en pantalla.
  10. Krampus: The Christmas Devil (2013). Nota media: 1,5
    La competencia era dura, pero finalmente tenemos medalla de oro para la peor película de Navidad, según las votaciones en Filmaffinity. Una película de terror que, vistas las críticas, dio auténtico miedo. Miedo por seguir ante la pantalla no aprovechando la vida con cualquier otra cosa. Trata de un agente especial que lleva una vida oscura debido a los recuerdos procedidos del secuestro de un niño que acabo trágicamente ahogado en un lago helado. Unos casos similares le llevan a buscar la verdad y enfrentarse al ser que atemoriza al pequeño pueblo de Pennsylvania.

Para Navidad, Santa Claus viste de rojo, los elfos de verdes y Filmaffinity saca su lista negra.

Originales Netflix que se estrenan en diciembre de 2017

Netflix viene con novedades en diciembre. Novedades para todos los gustos. Películas, series y documentales con temáticas variadas pero una fuerte presencia de lo fantástico.

  1. Dark – 1 de diciembre
    Después del éxito arrollador de Stranger things, Netflix lanza ahora la serie Dark con ciertos elementos similares. Dos niños desaparecen en un pueblecito alemán y la búsqueda de cuatro familias irá desvelando un retorcido misterio que nos conduce hasta tres décadas atrás en el tiempo, con tintes sobrenaturales e historias de relaciones resquebrajadas.
  2. Voyeur – 1 de diciembre
    Documental sobre sexo y secretos, que se centra en la historia del propietario de un motel de Colorado que estuvo años recopilando información de las intimidades y encuentros sexuales de los huéspedes.
  3. The crown (segunda temporada) – 8 de diciembre
    Serie basada en la obra de teatro The audience, de Peter Morgan. Historia, intrigas palaciegas y amores en Buckinham, la residencia de la Reina británica y el número 10 de Downing Street, el domicilio del Primer Ministro británico. Rivalidades políticas y maquinaciones personales durante el reinado de Isabell II, empezando la historia con una jovencísima reina de 25 años que vivirá el reto de dirigir la monarquía y a la vez su relación con Winston Churchil.
  4. Trollhunters (segunda temporada) – 15 de diciembre
    Los fans de la fantasía tienen en esta serie de animación una historia de aventuras entre humanos y trols. Un adolescente que vive en un pueblo llamado Arcadia descubre un día, al tropezar con un amuleto mágico, toda una sociedad secreta de trols. Esto le llevará a convertirse en protector de los trols buenos frente a los enemigos, en una guerra que amenaza a toda la humanidad. Hacer los deberes y salvar el mundo.
  5. Wormhood – 15 de diciembre
    6 episodios forman esta serie documental que cuenta la historia de un hombre que ha pasado 60 años intentando arrojar luz sobre la aún no explicada muerte de su padre y nos llevará a descubrir los experimentos que en los años 50 llevó a cabo el ejército estadounidense preparando la guerra biológica.
  6. Bright – 22 de diciembre
    Fantasía y Will Smith, la apuesta de Netflix antes de cerrar 2017. Ambientada en un mundo en el que las criaturas fantásticas conviven con los humanos, esta película cuenta la historia de un policía que trabaja junto a un orco en una investigación de su departamento, el encargado de caso relacionados con lo mágico. Descubren una varita mágica que les envuelve en una guerra territorial.

Cuando el rodaje se convierte en turismo

Los exteriores de películas y series están por todas partes, a veces donde menos lo esperas. Y es que los encargados de encontrar localizaciones se las ingenian para dar siempre con los lugares indicados, aunque eso suponga muchas veces trasladar a todo el equipo a la otra parte del planeta.

Lo cierto es que muchas de estas localizaciones se encuentran en zonas bastante turísticas, sitios con los que te podrías topar este verano, o incluso en hoteles de elevadísimo prestigio que quedan algo lejos del mortal medio, pero que igualmente nos transportarían de inmediato a alguna escena. Aquí podéis ver unos cuantos rincones de este tipo, ¡algunos bien cerquita!

  • Mamma Mia! (2008) – Skópelos y Scíathos (Grecia)

    Ese azul hipnótico que impera en todo el film tiene nombre y apellidos: las preciosas islas de Skópelos y Scíathos, en Grecia; donde el mar Egeo baña sus preciosas playas.

  • Lost in translation (2003) – Park Hyatt Hotel, Tokio (Japón)

    El hotel donde Bill Murray observaba sentado la ciudad de Tokio. 52 plantas con vistas a la capital y el monte Fuji. Puedes pasar la noche ahí desde nada menos que unos 570 €.

  • Indiana Jones y la última cruzada (1989)Cabo de Gata, Almería (España)

    No solo el spaghetti western de los 60 encontró su hogar en Almería y sus desiertos. Indiana Jones también pisó esta región en los 80 para su última cruzada, dejando grabados su desierto y su bonito Cabo de Gata.

  • Medianoche en París (2011) – Le Meurice, París (Francia)

    En este film, Woody Allen hizo viajar a Owen Wilson al París de 1920. Pero el hotel no es destacado únicamente por haber sido set de rodaje de alguna peli, sino que en sus días hospedó a personajes de la talla de Kipling o Dalí.

  • Star Wars Episodio II: El ataque de los clones (2002) – Plaza España, Sevilla (España)

    Muchos se sorprenderían al ver que Naboo no era más que Sevilla, de una galaxia no tan lejana —en concreto, su imponente Plaza de España—. Sí, fuimos parte del escenario de aquella flagrante ausencia de complicidad entre Portman y Christensen.

  • El gran Gatsby (2013) – The Plaza, Nueva York (EE. UU.)

    Para Jay Gatsby —al que interpreta DiCaprio en la peli— no puede haber mejor lugar para celebrar maravillosas veladas de champán y hermosas mujeres. The Plaza se encuentra en pleno centro de la ciudad de Nueva York, frente a Central Park, ¿puede haber mejor ubicación en la ciudad? 600 € por noche en una de sus habitaciones dan fe de ello.

  • Juego de tronos (2010-2018) – Andalucía, Cataluña, País Vasco… (España)

    La verdad es que, sobre todo en los últimos años, nos hemos convertido en habituales en las localizaciones de rodaje de Juego de tronos. Algunas tan destacadas y reconocibles como el mismísimo Real Alcázar de Sevilla en Dorne, o las callejuelas de Gerona en Braavos. Pero como estas hay varias, tantas que es más sencillo consultar este mapa interactivo: Europa – Poniente.

  • Casino Royale (2006) – Grandhotel Pupp, Karlovy Vary (República Checa)

    En este hotel te sentirías como un auténtico agente secreto, y no es para menos: más de tres siglos de historia y una fantástica decoración de principios del siglo XX por la que han pasado importantes celebridades como Mel Gibson, John Travolta, Susan Sarandon, John Malkovich, Robert De Niro o nuestro Antonio Banderas.

  • Verano 1993 (2017) – Les Planes d’Hostoles, Gerona (España)

    Terminamos con una que nos toca de cerca. Esta preciosa película para la que hemos tenido la suerte de trabajar haciendo lo nuestro: traducir como bellacas. En ella, las pequeñas Frida y Anna recorren los bonitos parajes de Gerona, en concreto el pequeño pueblo de Les Planes d’Hostoles, y alrededores. Lugares que enamoran, como sus protagonistas.

Cuando personajes de animación
se vuelven de carne y hueso

A todos os habrá pasado, bien en un sentido o en el otro. Aparece un personaje de animación que os recuerda inevitablemente a un actor o actriz de carne y hueso, o veis a una persona en pantalla que tiene también su símil animado.

Ese es el caso de nuestros siguienes invitados, los cuales —ya sea por casualidad, o por haberlo buscado— se parecen a intérpretes reales. ¿Te vienen más a la mente?

Seis películas para ver el Día del Orgullo LGBT

Después de una semana de celebraciones en multitud de ciudades, hoy llega el Día del Orgullo LGBT. Una jornada de festejo, de memoria, de concienciación y de seguir avanzando hasta la completa normalización. En ese aspecto, el cine siempre ha sido una de tantas herramientas para ayudar a la causa, acercándola a aquellas personas que la sentían más lejos y recordando a iconos que fueron abriendo el camino.

Nosotras hemos querido seleccionar seis películas de esa amplísima lista cinematográfica —una por cada color de la bandera—, ideales para ver en un día como este. ¡Que las disfrutéis!

  • Carol (2015)
    Nos situamos en la Nueva York de los años 50, donde Therese Belivet, una joven dependienta, conocerá a Carol Aird, una mujer elegante y sofisticada cuyo matrimonio no pasa por el mejor momento. Se trata de una delicada historia contada de una forma muy cuidada.
  • Philadelphia (1993)
    Una de las clásicas. Se trata de un drama que nos muestra el rechazo y desconocimiento que existía respecto al sida, enfermedad asociada durante mucho tiempo a la homosexualidad. La actuación de Tom Hanks como protagonista —enfermo de sida— le valió un Oscar.
  • Boys Don’t Cry (1999)
    El deseo de Teena Brandon por ser un chico, la lleva a caracterizarse como tal, cortándose el pelo, ocultando sus pechos y pasando a ser Brandom Teena. Una Hilary Swank de Oscar que logra transmitir a la perfección la problemática de una persona transgénero.
  • La chica danesa (2015)
    Una pincelada más en la temática trans. En este caso, se relata uno de los primeros casos de tratamiento de cambio de género. Es una historia basada en los hechos reales de Lili Elbe —anteriormente, Einar Wegener—, primera persona conocida en someterse a una cirugía de reasignación de sexo.
  • Mi nombre es Harvey Milk (2008)
    Harvey Milk fue el primer político abiertamente homosexual que ocupó un cargo público en EE. UU. Se trata de una muestra de los logros conseguidos desde entonces —y los que aún quedan por conseguir—, puestos en escena por un gran Sean Penn.
  • Pride (2014)
    Una vez más, se trata de una historia basada en hechos reales; concretamente, de cómo en 1984 el Sindicato Nacional de Mineros no aceptó el dinero que una asociación de lesbianas y gais recaudó para su causa. A pesar de este serio planteamiento, la película nos ofrece un enfoque desenfadado y cómico que la hace muy entretenida.

Películas que volvieron de entre los muertos

El pasado 15 de mayo recordábamos que se cumplían 101 años del estreno de la primera película de Sherlock Holmes, la cual estuvo desaparecida hasta el año 2014, cuando fue encontrada en una filmoteca francesa.

Ahora suena a locura pensar que una película, por rara que sea, llegue a quedarse sin copia alguna, pero hubo una época en la que no era nada raro. Se estima que más del 80 % de las películas rodadas antes de 1930 han desaparecido. ¿Las causas? Muchas y muy diversas. Incendios accidentales —o intencionados—, descomposición o, simplemente, por hacer hueco.

Parece exagerado, pero la realidad es que el cine en aquella época se entendía de forma muy distinta a como se entiende ahora. Era un bien efímero, algo que se disfrutaba en la sala y punto, hasta ahí llegaba su recorrido la mayoría de las veces. Pocos eran los coleccionistas que hacían por conservar algún rollo en su casa.

Sin embargo, algunas de estas películas perdidas, vuelven. En un cambio de los acontecimientos, aparece una copia escondida en algún recóndito lugar. Este es el caso de las siguientes películas, las llamadas películas Lázaro que, como él, volvieron de nuevo a la vida —algunas de formas muy originales—.

  1. La pasión de Juana de Arco (1928)
    Considerada un hito del cine junto con la actuación de su protagonista, Maria Falconetti. Dicho film se creía desaparecido debido a un incendio en el que se habrían quemado todas las copias existentes. Sin embargo, en 1981 apareció una copia en el armario del conserje de un centro psiquiátrico noruego. El adjetivo «surrealista» se queda corto.uana de arco
  1. Gaslight (1940)
    Esta película sirve de ejemplo para una de las prácticas que causaban la desaparición de algunas películas: el secuestro. ¿Qué podía hacer Hollywood si quería hacer pasar por suya una idea que ya tenía peli en Europa? ¡Pues destruir todas las copias que hubiese! Así pasó con Gaslight, concretamente con su versión original del Reino Unido, estrenada en 1940, que la MGM trató de destruir —sin éxito— para sacar la suya cuatro años después.giphy
  1. Fear and Desire (1953)
    A veces son los propios autores los que quieren hacer desaparecer una de sus películas. Este es el caso de Stanley Kubrick que, intentando hacer de El beso del asesino su debut, quemó todos los negativos que conocía de su auténtico primer film, Fear and desire, al que definía como «un fallido ejercicio de cineasta aficionado. Una rareza completamente inepta, aburrida y pretenciosa». Una copia del archivo de seguridad de Kodak arruinó sus planes —¡lo hubiera conseguido de no ser por esos mocosos entrometidos!—.Every
  1. Too much Johnson (1938)
    Un caso parecido al de Kubrick, aunque en este caso se supone que sin intencionalidad. El protagonista en este caso es Orson Welles, cuyo supuesto debut, Citizen Kane —considerado el mejor debut de la historia—, ya no lo es tanto. Al parecer, tres años antes, el director rodó una película de la cual se desentendió y, tras un incendio en su casa, la dio por perdida. En el 2013 se encontró una copia en un almacén italiano.citizen
  1. Metrópolis (1927)
    Primera película en ser considerada Patrimonio de la Humanidad. Estrenó en 1927 su versión original de 153 minutos en Alemania, pero esta fue censurada para su difusión en Estados Unidos y perdió un 25 % de su contenido. No se encontró ninguna copia del metraje original hasta el 2008, cuando se pudieron rescatar hasta 148 minutos, que fueron proyectados en la puerta de Brandenburgo en el 2010 en un festival de cine. ¡Solo faltan 5 minutos del film!cloock

A diferencia de estas, mucho material de entonces se ha perdido para siempre y, por triste que parezca, muchas veces solo por falta de espacio en el almacén. En nuestra mano está valorar las obras de nuestro tiempo, pensando en lo efímeras que eran las de entonces. Y, respecto a lo que ya se ha perdido: ¿quién sabe qué futuras joyas del pasado pueden aparecer en el fondo de un cajón?

Los Simpsons y el cine

Pocas series están tan presentes en la cultura popular como Los Simpsons, que en 2017 celebran sus 30 años. Muchos son los capítulos que casi podemos recitar de memoria de tantas veces que los hemos visto, pero nos encanta.

En este post te traemos una faceta de esta serie que nos toca de cerca: sus muchas referencias a los clásicos del cine. Aquí tienes algunos divertidos ejemplos, ¿los reconociste en su momento?

peliculas-simpsons peliculas-simpsons-corderos peliculas-simpsons-oficialpeliculas-simpsonskein   peliculas-simpsons-telma

Hispanos en pantalla:
situaciones absurdas del doblaje

Nos gusta la versión original de las películas y trabajamos traduciéndolas tanto para subtítulos como para doblaje. Este último caso no siempre es sencillo. ¿Qué pasa si en una película o serie que se quiere doblar del inglés al español se encuentran un angloparlante —al que hay que doblar— con un hispanoparlante? ¿Pasan a entenderse automáticamente? ¿Siguen jugando a que cada uno habla un idioma distinto y que no comprende al otro —aunque a nuestros oídos ambos hablen un perfecto castellano—? Os traemos situaciones que, sin duda, plantean serios problemas a la hora de adaptar su doblaje, dejándonos situaciones algo absurdas que habría que resolver.

  1. Narcos
    Narcos sirve de ejemplo para ilustrar un tipo de problema muy común: producciones estadounidenses, con gran parte de los personajes hablando en inglés, que se encuentran en algún punto de la trama con hispanohablantes. En la versión original, suele ocurrir que alguno de los angloparlantes no comprende o no habla con facilidad español; hecho que complica su doblaje y en el que se deberá explicar la situación de otra manera. En este caso, Boyd Holbrook interpreta a Steve Murphy, un agente estadounidense de la DEA a la caza de Pablo Escobar en Colombia que ni entiende ni habla español. Aquí vemos como un personaje que en la versión doblada habla todo el tiempo en perfecto castellano, de repente se ve con dificultades para expresarse.
  2. Breaking Bad
    Este es otro ejemplo que va en la misma línea de Narcos: estadounidenses angloparlantes que se topan con hispanoparlantes y se ven en apuros. En esta escena, Walter White intenta comunicarse con un grupo de hondureñas que no hablan inglés, por lo que es él quien intenta chapurrear algo de español, ¿otro caso de personaje que olvida de golpe el idioma que lleva hablando toda la serie?
  3. Modern Family
    Aquí tenemos otro ejemplo de cuando el doblaje le quita parte del sentido a lo que estamos viendo. La serie —ya nombrada alguna vez en nuestro blog— encuentra en su personaje, Gloria, interpretado por la colombiana Sofía Vergara, su mayor problema en el doblaje, ya que la mayoría de las bromas relacionadas con este personaje surgen a raíz de su mal nivel de inglés. Incluso en un capítulo se vieron obligados a alterar parte de la trama, cambiando al profesor de español de su hijo Manny por un profesor de acento colombiano para tratar de darle «algo» de sentido a la cosa.
    — ¿Qué dicen?
    — Si lo supiera, él no estaría aquí.

  4. Dame 10 razones
    Este es el colmo de lo absurdo. En esta escena de la película Dame 10 razones 10 Item or Less en la versión original—, Paz Vega canta con Morgan Freeman —con las dificultades de alguien que no habla castellano— la canción «Al pasar la barca». No solo se muestra un Morgan Freeman al que, de repente, le cuesta hablar castellano, sino que, acto seguido, Paz Vega le explica lo que significa la letra palabra por palabra.

Como habéis podido ver, en ocasiones no es nada fácil hacer una traducción para doblaje cuando hay hispanos de por medio, y menos aún cuando el hecho en sí es parte central de la trama o del sentido de algunas de sus escenas. Así que ya sabéis, tanto si os gusta disfrutar del cine y de las series en su versión original, como si lo vuestro es verlo todo doblado, no temáis, nos esforzamos porque ambas sean lo mejor posible, ¡por más malabares que tengamos que hacer!