Escribir bien es de guapas:
el romance de La vecina rubia con la ortografía.

Es difícil encontrar a alguien que no conozca a @lavecinarubia, la famosa tuitera que, jugando con el anonimato, se ha hecho famosa en las redes gracias a su ingenio, sus juegos de palabras y su infinito sentido del humor. 

La preocupación de la rubia (fan de la purpurina, de los unicornios y de Jon Kortajarena) es tener pelazo, sí, pero con cerebro debajo. Sus tuits van desde respuestas a empresas, políticos y famosos que nos hacen reflexionar y valorar su tono irónico, hasta frases motivadoras y dramas personales que reflejan nuestro día a día.

Sin embargo, no es esto ni sus 904 mil seguidores en Instagram lo que más nos llama la atención de esta divertida rubia. Lo que ha terminado de enamorarnos de ella es su respeto incondicional por la correcta escritura. De ahí sus constantes charlas con la Real Academia Española a través de su red social favorita. Este romance con la autoridad lingüística de nuestro idioma tiene incluso su propio hashtag: #rubiconsultas. Así, la influencer trata de resolver dudas reales sobre ortografía y gramática, pero siempre de la mano de su cómico ingenio.

Todo empezó con una atrevida consulta que la rubia hizo acerca de la famosa frase que la gran Lola Flores dijo a los paparazzi durante la boda de su hija Lolita: «Si me queréis, irse». Desde entonces sus conversaciones se han vuelto una costumbre y la RAE, siempre sobria y correcta, nunca deja insatisfecha la curiosidad de la tuitera.

Sin embargo, la preocupación de la rubia por la escritura no acaba aquí. Las agallas de esta chica la han llevado hasta corregir gramaticalmente a otras influencers a través de las redes, eso sí, siempre con educación. Es el caso de Dulceida, la bloguera que se jacta de no tener estudios y comete faltas de ortografía aun sabiendo que miles de jóvenes se dejan influenciar por ella. A la rubia este tipo de casos le enervan más que cualquier otra cosa, y es que es muy difícil no alarmarse sabiendo que el 90% de los jóvenes entre 14 y 30 años cometen faltas cuando escriben con el móvil. Opina que son este tipo de personajes los que tendrían que fomentar la buena educación y la correcta escritura, y no lo contrario.

Pero ni siquiera esta es la mejor parte de la historia. La rubia incluso ha creado su propia aplicación para promover el uso correcto de la ortografía: Escribir bien es de guapas. Esto ha sido posible gracias a su colaboración con Wiko, la empresa de desarrollo de smartphones. La aplicación, divulgativa e interactiva, es totalmente gratuita y ya está disponible tanto para Android como para iOS.

¿Qué podemos encontrarnos en ella?

  • Rubiconsultas: como no podía ser de otra manera, la aplicación recoge las mejores ocurrencias que La vecina ha preguntado a la RAE a través de las redes.
  • Rubitips: todos hemos dudado alguna vez a la hora de escribir alguna palabra. Pues bien, con esta sección se acabó la incertidumbre. En ella aparecen una serie de reglas ortográficas y gramaticales recogidas por la RAE que La vecina rubia nos ameniza gracias a los cómicos ejemplos rutinarios que utiliza. 
  • Leyendas rubiurbanas: esta es una de las secciones más útiles. En ellas la rubia pretende quitarnos el mal hábito de emplear de forma errónea palabras y expresiones que damos por correctas, así como sacarnos de dudas en otras que, por el contrario, sí que lo son.
  • Game of rubias: este entretenido juego te permitirá retarte a ti misma y descubrir si ese sobresaliente en Lengua en 6º de primaria era merecido o no. A lo largo de 10 secciones, que hacen referencia a cada sección ortográfica de Rubitips, tendrás la oportunidad de demostrar que tienes pelazo con cerebro debajo y que, además, de que La vecina rubia te reconozca el mérito.
  • Firma con pelazo: en esta última sección se hace un llamamiento a todos sus fans para que presten su apoyo y así conseguir que la palabra «pelazo», tan característica de La vecina rubia, sea aceptada por el Diccionario de la Real Academia Española. Quién sabe, igual el romance entre la tuitera y la Academia va un paso más allá y consigue que le haga este regalo.

Además, si el español lo dominas a la perfección, La vecina rubia también ofrece su libro Inglés para rubias que no tienen un pelo de tontas para aprender inglés a través del humor, frases míticas o anécdotas.

Nos encanta que tanta gente, gracias a La vecina rubia, se haya interesado por usar bien la lengua en el medio digital. Y la verdad es que al final te enamoras de este personaje de cara desconocida. En Bbo lo tenemos claro: escribir bien es de guapas.

Y lo somos, con pelazo.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *