Los neologismos de Luis Piedrahita

Todos hemos oído eso de que el español es un idioma loable, lo hable quien lo hable. Y no se equivoca quien lo dice. Pero todo es perfeccionable, así que al humorista Luis Piedrahita le ha dado por enriquecerlo.

En el programa El hormiguero, en el que Piedrahita es colaborador y guionista, empezó a introducir nuevas palabras que, bajo su criterio, deberían aparecer recogidas en nuestros diccionarios. Luego pasó a hacerlo en la Cadena SER. Así, en clave humorística, ha ido proponiendo unos divertidos neologismos para su diccionario particular. Ha ido dotando de hogar a significados huérfanos de significante.

Hemos recopilado 8 de estas nuevas palabras que Piedrahita propone añadir a nuestro vocabulario:

  1. atraparcar.
    «Dejar el coche bloqueando la salida de uno o más vehículos. Estacionar sin pensar. Placaje urbano.» Seguramente te haya pasado. Has aparcado en un buen sitio y a la vuelta te has encontrado un coche en doble fila que te impide salir. Encima deja puestas las luces de emergencia como quien se siente culpable y cree que así ya no está mal lo que ha hecho.
  2.  corroborrar
    «Mantenerse fiel a lo contrario de lo expuesto anteriormente. Afirmar lo opuesto sin negar lo dicho.» Esta palabra se usa para describir algo muy típico de la clase política o de quien le gusta imponer su autoridad arbitraria. Consiste en decir algo el viernes y decir lo contrario el sábado, pero introducido por un: «Como bien dije el viernes…».
  3. envoltodio
    «Precinto inexpugnable. Fortaleza de plástico que recubre un bien recién adquirido. Blindaje comercial.» Este palabro viene a dar una solución a la hora llamar de alguna manera a ese plástico que recubre aquello que te acabas de comprar. Sí, ese plástico que no hay forma de abrir, que te desespera, y que te separa de aquello que estás deseando ver abierto.
  4.  escuento
    «Falsa ganga. Oferta especial sin ventaja para el comprador. Descuento chino.» La siguiente palabra tiene un objetivo fijo, y son esas tiendas que te venden un producto a 15 € y ponen una oferta de esas que dicen que puedes comprar 2 por 29,99 €.
  5. carcamudear
    «Arengar incurriendo en redundancias y sinsentidos, sobre todo en personas mayores y con contenidos poco modernos.
    Repeticiones y dislexias proferidas cuando uno se entusiasma por encima de sus posibilidades.» La siguiente palabra va para aquellos a los que les encanta hablar y se lanzan a la piscina con repeticiones, incongruencias y dislexias. Ejemplos conocidos como «es el alcalde el que elige al vecino…» nos ayudan a entender el concepto.
  6. aplicutor
    «Persona dedicada a la recolección y acopio de Apps. Especialista en encontrar maneras de solucionar problemas que se pueden resolver de cualquier otra manera.» Todos conocemos a esa persona enganchada al móvil y temerosa de no ser el más early adopter que tiene una aplicación para cualquier cosa que te pueda ocurrir.
  7. almorrunner
    «Deportista minuciosamente autoanalizado, que registrado y publica en redes sociales toda su actividad deportiva.» Tener almorranas es un infierno para cualquier persona. Más aún para un corredor. Pues hay corredores que, para el resto del mundo, son como tener almorranas. Pesados y molestos, siempre compartiendo cada día de entrenamiento, cada conjunto nuevo comprado en Decathlon y cada nueva meta alcanzada.
  8. acorrablar
    «Hablar muy de cerca y sin dejar escapatoria al interlocutor. Como dijo el poeta: “hablar pegados no es hablar, es acorrablar”.» Esta acción lleva a situaciones muy incómodas, de las cuales a veces solo se puede escapar mediante ayuda externa. Al menos, reza para que quien te acorrable no tenga halitosis.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *