La cultura y su huella en el lenguaje

¿Sabías que existen lugares donde no utilizan palabras diferentes para designar el naranja y el amarillo?

Los bambaras, por ejemplo, son un grupo étnico del oeste de África que solo diferencia lingüísticamente tres colores: blanco, rojo y negro; agrupando en ellos varios de los colores que nosotros entendemos como distintos —en el caso del rojo, se están refiriendo a todos los colores que van del violeta al verde—. Obviamente perciben las diferencias, pero no consideran relevante plasmarlas en su idioma.

El lenguaje depende directamente de la cultura en la que se enmarca, ya que es la forma que tenemos de transmitir nuestra realidad, nuestros valores e inquietudes del día a día. Acompaña a nuestras vivencias e historia, dependiendo de nuestro pasado y evolucionando con nosotros.

En esta línea van las siguientes palabras, con una relevancia especial en su idioma, pero que no encuentran un concepto directo por el que traducirse en otros.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *