Entradas

Trabajar con The New Pornographers era cuestión de tiempo

Lo que quiero contarte aquí es muy especial para mí, así que intento poner toda la historia en orden para que me entiendas y de alguna manera te imagines lo emocionada que me ha mantenido todo este proceso.

El principio de todo es que The New Pornographers, básicamente, es mi banda favorita de todos los tiempos y parte del universo. Y no exagero nada y ¡¡están confirmados para el Primavera!! Como buena fan, fan, superfan que soy, siempre estoy al loro de cualquier cosa que hacen. Lo de escuchar sus discos de manera enfermiza ya viene de serie con lo de ser fanática, así que voy más allá.

https://www.youtube.com/watch?v=9SaHXd4RhDs

La cuestión es que en julio de 2013 (uf, casi dos años ya) vi que The New Pornographers sacaban un proyecto de Kickstarter. Cuando ya estaba con un puñado de billetes en la mano en modo Fry para ayudar con su nuevo disco me llevé una triste sorpresa. El proyecto a financiar no era un producto musical, sino audiovisual, en concreto un documental. Tampoco era un documental sobre la banda, sino relacionado con uno de sus miembros: Kathryn Calder (al fondo a la derecha en el vídeo anterior). Y el proyecto estaba aún más estrechamente relacionado con una persona de fuera del grupo: la madre de Kathryn Calder.

La sorpresa que me llevé fue triste, o más bien agridulce, porque resultaba que se pedía financiación para poder realizar un documental sobre la ELA (esclerosis lateral amiotrófica), enfermedad por que falleció la madre de Calder. La ELA es una enfermedad degenerativa en la que se va produciendo una parálisis muscular progresiva, y es la que sufre el célebre Stephen Hawking. En los últimos años de vida de su madre, la artista se fue a vivir con ella para poder cuidarla y, a la vez, estuvo grabando un disco al que titularía Are You My Mother? También se grabaron imágenes para el documental, y llegados a este momento necesitaban dinero para sacarlo adelante. No dudé en convertirme en mecenas.

a-matter-of-time-frame-documental-the-new-pornographers-bbo-subtitulado

Consiguieron la cantidad que necesitaban y unos meses más tarde, todos los mecenas recibimos un email en el que se preguntaba si teníamos algún “mad talent” que sirviera para hacer un mejor trabajo con el documental. Claro, igual que tú debes estar atando cabos ahora mismo, yo ya les había enviado un email de vuelta antes de que mi cerebro acabase de procesar la información. Ahora mismo ya tengo A Matter of Time (así se llama el documental) en mis manos y estamos trabajando para subtitularlo en inglés y en español.

Simplemente quería contarte esta historia porque, a nivel personal, me llena de ilusión pensar que trabajo haciendo lo que más me gusta y ahora, además, en el proyecto de unas personas que tantos días me han alegrado y tantos recuerdos me han regalado. Por supuesto, no quisiera dejar de lado el hecho de que este documental ayudará a que más personas conozcan la enfermedad y puedan colaborar con afectados o simplemente apoyar simbólicamente a los familiares.

Te deseo que algún día tú también trabajes con tu banda favorita.

Begoña Ballester-Olmos

Khaleesi acuna a los dragones con rock

¡¡ALERTA, SPOILERS!!

(Estoy rescatando los artículos del blog que se perdieron gracias al pésimo servicio de 1&1.es, y aprovecho este para incluir algunos comentarios en cursiva, una vez vista casi toda la cuarta temporada de GOT)

Hace unos días pudimos ver el nuevo tráiler de la cuarta temporada de Game Of Thrones. Aparte de soltar algún leve “¡Hala!” al ver cosas como el nuevo look de Jaime Lannister o algún personaje nuevo que parece que dará que hablar, tampoco hubo muchas sorpresas. En realidad se agradece, que si fuera el tráiler de una película ya nos sabríamos la mitad.

(¡A santo de qué me fijé precisamente en el look de Jaime! Igual que luego me fijé en el cambio de actor en el personaje de Daario Naharis. Ed Skrein se ha ido a hacer mucho cine –Transporter 4- y ha dejado que Michiel Huisman –que está más bueno que el pan- lo pete en más series aún, lo hemos visto en Nashville, Orphan Black… Ojito, que Michiel en el papel de Daario consiguió que Daemerys cayera rendida en el primer capítulo, cosa que Skrein no consiguió en toda la temporada, jajajajaja)

Para calmar mi sed de hielo y fuego, he vuelto a ver el tráiler de esta nueva temporada varias veces, buscando algunos detalles que me hagan imaginar cosas que luego nunca pasarán. O sí. Al revisitar el adelanto de la cuarta temporada me di cuenta enseguida de algo: la música molaba mucho. Y, como es una canción de una artista en plena promoción de disco, es fácil encontrarla:

Lo cierto es que Feral Love, de Chelsea Wolfe, crea la atmósfera de misterio y tensión ideal para ponernos en situación de todo el “follón que se va habé”. Además, como puede verse en la web de esta chica, le gusta el rollo gótico, lo cual pega mucho con GOT, especialmente con la zona más al norte.

Pero no es la primera vez que esta serie se codea con artistas conocidos. Aquella canción que cortaba el silencio posterior a la Red Wedding estaba interpretada por la banda The National(recién confirmada para el Primavera Sound de Barcelona). Su nombre te sonará y el de la canción también: The Rains of Castamere.

(Molaría que la hubieran tocado en el Primavera, ¿no?)

La letra aparece escrita en los libros de George R.R. Martin, y la banda la hizo realidad con música incluida. Pero esta no ha sido la única banda de rock que ha interpretado una canción para la serie, ya que en el tercer episodio de la tercera temporada, The Hold Steady ponía la música a los créditos finales.

En este mismo capítulo aparece el cantante de Snow Patrol cantando esta misma canción (justito antes de que acabe el vídeo se le ve subido al caballo de la izquierda):

Se comenta que Sigur Rós participará en la cuarta temporada. Les pillará cerca de casa, ya que muchas escenas de “más allá del muro”, donde viven Ygritte y el resto de los hombres libres, están rodadas en Islandia.

(De hecho los vimos en aquella GRAN boda ya conocida como la ‘Purple Wedding’, interpretando también ‘The Rains of Castamere’. Por cierto, ¿os he hablado ya del mal servicio de 1&1.es?)

Begoña Ballester-Olmos