Esta página web utiliza cookies para analizar de forma anónima y estadística el uso que haces de la web, mejorar los contenidos y tu experiencia de navegación. Para más información accede a la Política de Cookies.

Si no pulsas ninguna opción no se utilizará ninguna cookie y volveremos a preguntarte cuando accedas de nuevo a la web.

Aceptar Rechazar

Subtitulado

CONTACTA CON NOSOTRAS

¿Necesitas ayuda para traducir tu guion?

Confía en bbo para la traducción de guiones literarios. Si quieres conseguir financiación extranjera para tu peli o presentarla a un festival, debes prestar especial atención a esta entrada. Te contamos las razones.

 

El guion literario es la semillita de todo producto audiovisual: un documento que recoge una historia pensada para ser narrada con imágenes y sonido. Además de las acciones y los diálogos, aparecen las descripciones de personajes y escenarios. Todo lo que aparece se puede ver y oír.

La traducción de guiones literarios es un proceso mucho más complejo de lo que a simple vista puede parecer. No basta con traducir las palabras, sino que es necesario captar y plasmar en esa traducción todo lo que subyace desde el punto de vista audiovisual. 

Un guion literario recoge la acción, los diálogos y la descripción de los espacios donde se desarrollan. Sus descripciones son simples, pero suficientes para imaginar lo que ocurre. Por eso, es imprescindible que el traductor del guion literario conozca el metalenguaje, las metáforas o los modismos del idioma original y sepa trasladarlos al idioma traducido para crear las mismas imágenes mentales.

 

La traducción de guiones literarios es un servicio adicional de nuestro Pack Producción Española. En bbo, creamos una versión del guion literario en inglés u otro idioma para conseguir financiación, ya sea extranjera o nacional. Para ello, contamos con un equipo nativo de traducción que hará que tu obra brille con su propia luz en cualquier lengua. Además, la traducción de guiones literarios es imprescindible para presentarlos a festivales y convocatorias internacionales para residencias (Ikusmira Berriak en SSIFF, Berlinale Talens…). Por lo que una traducción precisa, con sentimiento, cuidada y de calidad es un factor esencial para poder provocar en el jurado las mismas sensaciones que se pretenden provocar en su idioma original. Una mala traducción puede conllevar una descalificación inmediata. Consulta también la importancia de los subtítulos para estos eventos.

Ahora bien, ¿cómo conseguir la mejor traducción de guiones literarios? Aquí te lo desvelamos.

 

1. Nos empapamos de cada historia.

Cuando llega un guion literario a nuestras mesas de trabajo, lo acogemos con gran ilusión, como a un bebé. Detrás de cada proyecto está el esfuerzo y la pasión de guionistas, directoras, escritores que desean ver sus obras audiovisuales en la gran pantalla. Tenemos en cuenta que estamos trabajando con la versión más inicial de la película, la versión primera, cuando las palabras son las que tienen el papel de activar tu imaginación y permitirte visualizar todo lo que la guionista quiere mostrarte. Más allá de la profesionalidad que nos caracteriza, nos parece una muestra de respeto empaparnos de la historia y hacerla nuestra. Estudiamos a fondo su estilo, cuál es su finalidad, cómo son los personajes o qué caracteriza a los espacios, entre otros aspectos.

 

2. Mucho más que traducir palabras

Como ya comentábamos, en la traducción de guiones literarios se debe prestar especial atención a aquello que no se ve a simple vista. El traductor tiene que ser capaz de transmitir emociones. Además, nos adaptamos a la idiosincrasia de cada lengua utilizando jerga, localismos o referencias culturales propias (chistes, refranes…) que mantengan el sentido del guion original.

 

3. Trato directo con la directora o guionista

Para nosotras es muy importante hablar directamente con las guionistas. Una conversación (o diez) siempre es bienvenida y enriquece mucho el resultado final. Para llevar a cabo un trabajo profesional, necesitamos conocer datos y detalles de sus obras. Cuanta más información tengamos, mejor resultado conseguiremos.

 

4. Hablamos tu idioma: formato de guion

Trabajamos con herramientas profesionales como FadeIn que nos permiten recibir y entregar cualquier formato de documento y mantener intacto el formato de tu guion.

Trabajamos con los formatos propios de Final Draft (.fdx) y Celtx (.celtx) entre otros.

Ahora que ya sabes cómo trabajamos en la traducción de guiones literarios, lo mejor es que lo compruebes por ti misma y veas una de ellas. A continuación, te dejamos un ejemplo.

 

Documentación que acompaña al guion literario. 

Al proceso de creación de un guion literario se le unen otros documentos también importantes que la mayoría de las veces requieren traducción. 

Tratamiento

El tratamiento de guion es el relato de la historia sin diálogos ni descripciones de personajes.

Notas de dirección

El director escribe de forma personal y emocional por qué quiere realizar esta historia. 

Notas de producción

Aquí, las productoras internacionales y distribuidoras que quieran participar en la película, aportan también su intención. 

Descripción de personajes

Su personalidad, su oscuro pasado, sus secretos, sus características del habla… Toda esta información y más queda recogida en este documento.

Dosier de ventas

Documento donde se explican todos los aspectos del proyecto de forma clara. Puede servir para buscar financiación y distribución, pero también para reclutar profesionales que participen en el proyecto. No confundir con el dosier de prensa, que se elabora una vez terminada la película.

Biblia (para series)

Documento de identidad de una serie. Incluye toda la información sobre esta: el concepto, el formato, el género, el público objetivo, el estilo y tono, los personajes y los tipos de tramas.

 

En bbo nos volcamos en cada proyecto para conseguir el mejor de los resultados. Como empresa especialista en traducción al inglés y otros idiomas, cuenta con nosotras para la traducción de tu guión literario. Nos encantará formar parte de tu proyecto audiovisual. ¿Hablamos?

 

¿Hablamos?